Nuevas recetas

2 blancos italianos de oferta para mejorar la cena al aire libre

2 blancos italianos de oferta para mejorar la cena al aire libre

Ah, verano. ¿Qué mejor manera de combatir el calor que tomar un vino que complementará su comida de picnic de inspiración italiana y calmará su sed? Aquí hay dos:

Broglia Il Doge Gavi 2015 ($ 16)

Revelación completa: nunca antes, que yo sepa, había probado la variedad cortese di Gavi antes, por lo que este vino fresco, de color amarillo medio en la copa, fue una agradable sorpresa. Al principio, la nariz fue difícil de detectar; Me di cuenta de que había enfriado demasiado el vino y lo había dejado a un lado. Cuando se calienta un poco, emergen notas florales y cítricas, seguidas de abundante fruta limón con un toque de flores blancas y almendras en el paladar. En boca es ligeramente redondo, seco, con un final medio picante.

Gavi se encuentra en el extremo noroeste de Italia, en el Piamonte, donde las vides crecen en suelos arcillosos a una altura promedio de 750 pies. Los vinos de este, el viñedo más joven de la finca Broglia, destacan por su agradable acidez. El enólogo Donato Lanati utiliza vinificación de acero inoxidable y envejece este vino solo durante unos meses, lo que da como resultado un vino apto para la comida apropiado para un aperitivo o una comida sencilla. Honraría a la región, prepararía una comida al aire libre de camarones fríos, frittata, salumi y queso, y guardaría una botella extra para los amigos sedientos.

Arnaldo-Caprai Grecante Grechetto dei Colli Martani 2015 ($ 16)

Este agradable vino proviene de Umbría, una hermosa región eclipsada por la vecina Toscana. Hecho 100 por ciento de grechetto bianco, una variedad de la antigua Grecia, el vino es de un bonito amarillo pajizo en la copa y se casa con fruta de hueso blanca con notas florales y algunas minerales. A menudo mezclado con trebbiano y una serie de otras variedades para componer Orvieto, grechetto finalmente está obteniendo el respeto que se merece como monovarietal.

Con tres meses de crianza en inoxidable y otros tres meses en botella, se trata de un vino fresco, equilibrado, frutal y con mucha acidez fresca en el final para combatir el calor del verano. Este vino se combinaría maravillosamente con todos los mariscos y es delicioso solo o quizás con un puñado de almendras como aperitivo.


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar en el que el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas en rodajas extrañas y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno ahora más frío durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Agrega el café molido en una cafetera y mézclalo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar en el que el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas de forma extraña y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno, ahora más frío, durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Añada el café molido en una cafetera y mézclelo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar en el que el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas de forma extraña y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno, ahora más frío, durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Agrega el café molido en una cafetera y mézclalo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar en el que el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas de forma extraña y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno, ahora más frío, durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Agrega el café molido en una cafetera y mézclalo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar en el que el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas en rodajas extrañas y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno ahora más frío durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Agrega el café molido en una cafetera y mézclalo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glass y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente en la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

Los lugares para cenar al aire libre más elegantes de Londres para reservar ahora

Desde terrazas adornadas con lavanda con vistas al río hasta patios ocultos con trampas para el sol, hemos reunido algunos de los mejores lugares al aire libre de Londres para asegurar un lugar mientras el Reino Unido emerge lentamente del bloqueo.

Para el almíbar de café:
3 cucharadas de café molido (yo usé Lavazza Tierra, bio-orgánico)
150 ml de agua caliente recién hervida
3 cucharadas de azúcar en polvo sin refinar

Para la nata montada:
400ml para batir / nata doble
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de azúcar glas sin refinar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300 g de fresas, cortadas de forma extraña y sin hojas
80 g de chocolate negro derretido
azúcar glas para servir

Si hace sus propios merengues, precaliente el horno a un ventilador de 200 grados y forre una bandeja para hornear con un tapete para hornear o papel pergamino. Agregue las claras a un tazón para mezclar completamente seco y ajuste el batidor a una velocidad constante. Continúe mezclando hasta que formen picos rígidos. Mientras se mezclan los huevos, agregue la mitad del azúcar a la estera para hornear y colóquelos en el horno durante 2-3 minutos para que se calienten, antes de retirarlos y luego baje el horno a 100 grados. Luego aumente la velocidad de la batidora y agregue una cucharada de azúcar tibia a la vez. Luego sigue agregando una cucharada de la segunda mitad hasta incorporar todo. Continúe mezclando hasta que el tazón se sienta frío al tacto y luego mezcle el extracto de vainilla. Apague la máquina y el merengue debe quedar bastante firme y brillante. Retire el batidor y use una cucharada para incorporar la harina de maíz hasta que se combine. Luego, coloque la mezcla en la alfombra para hornear y divídala en 6 nidos de aspecto rústico. Deje un buen espacio de 2 pulgadas entre cada merengue, ya que se expandirán en el horno. ¡Es posible que necesite una bandeja adicional! Utilizo un tenedor para mover con cuidado los merengues para crear remolinos y luego colocarlos en el medio del horno ahora más frío durante unos 30 minutos. Ahora verifique que mantengan su color blanco brillante y hornee por otros 25-30 minutos. Puede decir que están listos, ya que deberían comenzar a desprenderse de la alfombra y sentirse livianos sin que se filtre líquido. Apagar el horno y dejar secar unas horas o, mejor aún, toda la noche. Estos se mantendrán durante algunas semanas almacenados en un lugar fresco y seco en tupperware.

Prepara el almíbar de café 30 minutos antes de que lo necesites para que tenga tiempo de enfriarse. Agrega el café molido en una cafetera y mézclalo con el agua caliente. Dejar reposar al menos 5 minutos para que el café infunda el agua y presione hacia abajo. Vierta el café en una cacerola y agregue el azúcar. Ponga a fuego alto y use un batidor para disolver el azúcar. Deje que la mezcla burbujee y reduzca durante unos minutos antes de verterla en un bol. Coloque en el congelador para que se enfríe por completo, esto tomará unos 15 minutos. Vuelve a utilizar la batidora y añade la nata montada, el azúcar glass y el extracto de vainilla. Batir durante 2 minutos hasta que comience a espesarse hasta obtener una consistencia suave y ligeramente líquida. Luego, agregue lentamente el jarabe de café frío, una cucharada a la vez. Serán alrededor de 15 cucharadas / 40 ml en total y continuarán batiendo hasta que tenga una buena consistencia de crema batida. Guárdelo en el refrigerador hasta que lo necesite por hasta 2-3 días.

Anuncio publicitario

Cuando esté listo para armar, agregue unas cucharadas de la crema de café batida en cada nido de merengue, cubra con algunas fresas, rocíe con chocolate derretido y espolvoree con azúcar glas. ¡Podrías agregar algunos pistachos picados o hojuelas de almendras si te apetece más crujiente! ¡Así que es tan soñador!


Receta de Nina Parker & # x27s para fresas y crema inspiradas en Wimbledon

Cualquiera que me siga en Instagram sabrá que además de la comida, estoy un poco obsesionado con el tenis. Este año voy con la marca de café italiana Lavazza. Estaré cubriendo el día con mis historias, así que asegúrese de sintonizar el martes para ver algo de magia entre bastidores y, con suerte, una selfie con Roger Federer. Me encanta todo sobre este torneo y esto incluye sus tradiciones gastronómicas. Las fresas y la nata son siempre ganadoras y aquí tiene un nuevo look. He preparado una delicada crema de café batida con la nueva gama bioorgánica de Lavazza llamada Tierra. Este es un café molido que hice en un jarabe de azúcar para batir en la crema doble. También puede agregar 2 cucharadas de gránulos de café instantáneo tamizados directamente a la crema batida si tiene poco tiempo. Aquí he compartido mi receta clásica de merengue de vainilla, pero las compradas en la tienda también serían geniales. Este postre es perfecto para un picnic de verano, donde puedes armar todo sin esfuerzo justo antes de servir, ¡mientras miras el tenis, por supuesto!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
Para los merengues
3 claras de huevo medianas (100 ml)
210 g de azúcar en polvo sin refinar
1.5 cucharadas de harina de maíz, tamizada
1-2 cucharaditas de extracto de vainilla

Leer siguiente

The chicest al fresco dining spots in London to book now

From lavender-trimmed terraces with river views to hidden sun-trap courtyards, we've rounded up some of London's best outdoor spots to secure a place at as the UK slowly emerges from lockdown

For the coffee syrup:
3 tbsp ground coffee (I used Lavazza Tierra, bio-organic)
150ml newly boiled hot water
3 tbsp unrefined caster sugar

For the whipped cream:
400ml whipping/double cream
2 tsp vanilla extract
4 tbsp unrefined icing sugar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300g strawberries, oddly sliced and leaves removed
80g dark chocolate, melted
icing sugar for serving

If making your own meringues, preheat the oven to fan 200 degrees and line a baking tray with a baking mat or parchment paper. Add the whites to a bone-dry mixing bowl and set the whisk to a steady speed. Continue mixing until they form stiff peaks. While the eggs are mixing, add half the sugar to the baking mat and place into the oven for 2-3 minutes to warm up, before removing and then turn oven down to 100 degrees. Then increase the speed of the mixer and add a tablespoon of the warm sugar at a time. Then continue adding a spoonful of the second half until all is incorporated. Continue mixing until the bowl feels cold to touch and then mix in the vanilla extract. Turn the machine off and the meringue should be quite firm and shiny. Remove the whisk and use a tablespoon to fold in the corn flour until combined. Then spoon the mix onto the baking mat and divide into 6 rustic looking nests. Leave a good 2 inches gap between each meringue as they will expand in the oven. You might need an extra tray! I use a fork to carefully flick up the meringues to create swirls, and then place into the middle of the now cooler oven for about 30 minutes. Now check that they are keeping their brilliant white colour and bake for another 25-30 minutes. You can tell that they are done as they should start to peel away from the mat and feel light with no liquid seeping out. Switch off the oven and leave to dry out for a few hours or even better, overnight. These will keep for a few weeks stored in a cool dry place in tupperware.

Make the coffee syrup 30 minutes before you need it so that it has time to cool. Add the ground coffee into a cafetière and mix in the hot water. Leave for at least 5 minutes for the coffee to infuse the water and press down. Pour the coffee into a saucepan and add the sugar. Set to a high heat and use a whisk to dissolve the sugar. Let the mix bubble and reduce for a few minutes before pouring into a bowl. Place into the freezer to cool completely, this will take about 15 minutes. Use the cake mixer again, and add the whipping cream, icing sugar and vanilla extract. Beat for 2 minutes until it starts to thicken to a soft, slightly runny consistency. Then slowly add the chilled coffee syrup, a tablespoon at a time. It’ll be around 15 tbsp/40ml in total and continue beating until you have a nice whipped cream consistency. Store in the fridge until needed for up to 2-3 days.

Anuncio publicitario

When ready to assemble, add a few tablespoons of the whipped coffee cream into each meringue nest, top with a few strawberries, drizzle over with melted chocolate and dust with icing sugar. You could add some chopped pistachios or almond flakes if you fancied more crunch! So is so dreamy!


Nina Parker's recipe for Wimbledon-inspired strawberries and cream

Anyone who follows me on Instagram will know that aside from food, I am a little obsessed with tennis. This year I am going with Italian coffee brand Lavazza. I shall be covering the day on my stories so please be sure to tune in on Tuesday to see some backstage magic, and hopefully a selfie with Roger Federer. I love everything about this tournament and this includes its food traditions. Strawberries and cream is always a winner and here it has a new look. I have made a delicate whipped coffee cream using Lavazza’s new bio-organic range called Tierra. This is a ground coffee that I made into a sugar syrup to beat into the double cream. You can also add 2 tbsp sieved instant coffee granules directly into the whipped cream if you are pushed for time. Here I have shared my classic vanilla meringue recipe but shop-bought ones would be great too. This dessert is perfect for a summer picnic, where you can assemble everything effortlessly just before serving, while also watching the tennis of course!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
For the meringues
3 medium egg whites (100ml)
210g unrefined caster sugar
1.5 tbsp corn flour, sieved
1-2 tsp vanilla extract

Leer siguiente

The chicest al fresco dining spots in London to book now

From lavender-trimmed terraces with river views to hidden sun-trap courtyards, we've rounded up some of London's best outdoor spots to secure a place at as the UK slowly emerges from lockdown

For the coffee syrup:
3 tbsp ground coffee (I used Lavazza Tierra, bio-organic)
150ml newly boiled hot water
3 tbsp unrefined caster sugar

For the whipped cream:
400ml whipping/double cream
2 tsp vanilla extract
4 tbsp unrefined icing sugar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300g strawberries, oddly sliced and leaves removed
80g dark chocolate, melted
icing sugar for serving

If making your own meringues, preheat the oven to fan 200 degrees and line a baking tray with a baking mat or parchment paper. Add the whites to a bone-dry mixing bowl and set the whisk to a steady speed. Continue mixing until they form stiff peaks. While the eggs are mixing, add half the sugar to the baking mat and place into the oven for 2-3 minutes to warm up, before removing and then turn oven down to 100 degrees. Then increase the speed of the mixer and add a tablespoon of the warm sugar at a time. Then continue adding a spoonful of the second half until all is incorporated. Continue mixing until the bowl feels cold to touch and then mix in the vanilla extract. Turn the machine off and the meringue should be quite firm and shiny. Remove the whisk and use a tablespoon to fold in the corn flour until combined. Then spoon the mix onto the baking mat and divide into 6 rustic looking nests. Leave a good 2 inches gap between each meringue as they will expand in the oven. You might need an extra tray! I use a fork to carefully flick up the meringues to create swirls, and then place into the middle of the now cooler oven for about 30 minutes. Now check that they are keeping their brilliant white colour and bake for another 25-30 minutes. You can tell that they are done as they should start to peel away from the mat and feel light with no liquid seeping out. Switch off the oven and leave to dry out for a few hours or even better, overnight. These will keep for a few weeks stored in a cool dry place in tupperware.

Make the coffee syrup 30 minutes before you need it so that it has time to cool. Add the ground coffee into a cafetière and mix in the hot water. Leave for at least 5 minutes for the coffee to infuse the water and press down. Pour the coffee into a saucepan and add the sugar. Set to a high heat and use a whisk to dissolve the sugar. Let the mix bubble and reduce for a few minutes before pouring into a bowl. Place into the freezer to cool completely, this will take about 15 minutes. Use the cake mixer again, and add the whipping cream, icing sugar and vanilla extract. Beat for 2 minutes until it starts to thicken to a soft, slightly runny consistency. Then slowly add the chilled coffee syrup, a tablespoon at a time. It’ll be around 15 tbsp/40ml in total and continue beating until you have a nice whipped cream consistency. Store in the fridge until needed for up to 2-3 days.

Anuncio publicitario

When ready to assemble, add a few tablespoons of the whipped coffee cream into each meringue nest, top with a few strawberries, drizzle over with melted chocolate and dust with icing sugar. You could add some chopped pistachios or almond flakes if you fancied more crunch! So is so dreamy!


Nina Parker's recipe for Wimbledon-inspired strawberries and cream

Anyone who follows me on Instagram will know that aside from food, I am a little obsessed with tennis. This year I am going with Italian coffee brand Lavazza. I shall be covering the day on my stories so please be sure to tune in on Tuesday to see some backstage magic, and hopefully a selfie with Roger Federer. I love everything about this tournament and this includes its food traditions. Strawberries and cream is always a winner and here it has a new look. I have made a delicate whipped coffee cream using Lavazza’s new bio-organic range called Tierra. This is a ground coffee that I made into a sugar syrup to beat into the double cream. You can also add 2 tbsp sieved instant coffee granules directly into the whipped cream if you are pushed for time. Here I have shared my classic vanilla meringue recipe but shop-bought ones would be great too. This dessert is perfect for a summer picnic, where you can assemble everything effortlessly just before serving, while also watching the tennis of course!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
For the meringues
3 medium egg whites (100ml)
210g unrefined caster sugar
1.5 tbsp corn flour, sieved
1-2 tsp vanilla extract

Leer siguiente

The chicest al fresco dining spots in London to book now

From lavender-trimmed terraces with river views to hidden sun-trap courtyards, we've rounded up some of London's best outdoor spots to secure a place at as the UK slowly emerges from lockdown

For the coffee syrup:
3 tbsp ground coffee (I used Lavazza Tierra, bio-organic)
150ml newly boiled hot water
3 tbsp unrefined caster sugar

For the whipped cream:
400ml whipping/double cream
2 tsp vanilla extract
4 tbsp unrefined icing sugar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300g strawberries, oddly sliced and leaves removed
80g dark chocolate, melted
icing sugar for serving

If making your own meringues, preheat the oven to fan 200 degrees and line a baking tray with a baking mat or parchment paper. Add the whites to a bone-dry mixing bowl and set the whisk to a steady speed. Continue mixing until they form stiff peaks. While the eggs are mixing, add half the sugar to the baking mat and place into the oven for 2-3 minutes to warm up, before removing and then turn oven down to 100 degrees. Then increase the speed of the mixer and add a tablespoon of the warm sugar at a time. Then continue adding a spoonful of the second half until all is incorporated. Continue mixing until the bowl feels cold to touch and then mix in the vanilla extract. Turn the machine off and the meringue should be quite firm and shiny. Remove the whisk and use a tablespoon to fold in the corn flour until combined. Then spoon the mix onto the baking mat and divide into 6 rustic looking nests. Leave a good 2 inches gap between each meringue as they will expand in the oven. You might need an extra tray! I use a fork to carefully flick up the meringues to create swirls, and then place into the middle of the now cooler oven for about 30 minutes. Now check that they are keeping their brilliant white colour and bake for another 25-30 minutes. You can tell that they are done as they should start to peel away from the mat and feel light with no liquid seeping out. Switch off the oven and leave to dry out for a few hours or even better, overnight. These will keep for a few weeks stored in a cool dry place in tupperware.

Make the coffee syrup 30 minutes before you need it so that it has time to cool. Add the ground coffee into a cafetière and mix in the hot water. Leave for at least 5 minutes for the coffee to infuse the water and press down. Pour the coffee into a saucepan and add the sugar. Set to a high heat and use a whisk to dissolve the sugar. Let the mix bubble and reduce for a few minutes before pouring into a bowl. Place into the freezer to cool completely, this will take about 15 minutes. Use the cake mixer again, and add the whipping cream, icing sugar and vanilla extract. Beat for 2 minutes until it starts to thicken to a soft, slightly runny consistency. Then slowly add the chilled coffee syrup, a tablespoon at a time. It’ll be around 15 tbsp/40ml in total and continue beating until you have a nice whipped cream consistency. Store in the fridge until needed for up to 2-3 days.

Anuncio publicitario

When ready to assemble, add a few tablespoons of the whipped coffee cream into each meringue nest, top with a few strawberries, drizzle over with melted chocolate and dust with icing sugar. You could add some chopped pistachios or almond flakes if you fancied more crunch! So is so dreamy!


Nina Parker's recipe for Wimbledon-inspired strawberries and cream

Anyone who follows me on Instagram will know that aside from food, I am a little obsessed with tennis. This year I am going with Italian coffee brand Lavazza. I shall be covering the day on my stories so please be sure to tune in on Tuesday to see some backstage magic, and hopefully a selfie with Roger Federer. I love everything about this tournament and this includes its food traditions. Strawberries and cream is always a winner and here it has a new look. I have made a delicate whipped coffee cream using Lavazza’s new bio-organic range called Tierra. This is a ground coffee that I made into a sugar syrup to beat into the double cream. You can also add 2 tbsp sieved instant coffee granules directly into the whipped cream if you are pushed for time. Here I have shared my classic vanilla meringue recipe but shop-bought ones would be great too. This dessert is perfect for a summer picnic, where you can assemble everything effortlessly just before serving, while also watching the tennis of course!

Anuncio publicitario

Ingredientes:
For the meringues
3 medium egg whites (100ml)
210g unrefined caster sugar
1.5 tbsp corn flour, sieved
1-2 tsp vanilla extract

Leer siguiente

The chicest al fresco dining spots in London to book now

From lavender-trimmed terraces with river views to hidden sun-trap courtyards, we've rounded up some of London's best outdoor spots to secure a place at as the UK slowly emerges from lockdown

For the coffee syrup:
3 tbsp ground coffee (I used Lavazza Tierra, bio-organic)
150ml newly boiled hot water
3 tbsp unrefined caster sugar

For the whipped cream:
400ml whipping/double cream
2 tsp vanilla extract
4 tbsp unrefined icing sugar

Anuncio publicitario

Aderezos:
300g strawberries, oddly sliced and leaves removed
80g dark chocolate, melted
icing sugar for serving

If making your own meringues, preheat the oven to fan 200 degrees and line a baking tray with a baking mat or parchment paper. Add the whites to a bone-dry mixing bowl and set the whisk to a steady speed. Continue mixing until they form stiff peaks. While the eggs are mixing, add half the sugar to the baking mat and place into the oven for 2-3 minutes to warm up, before removing and then turn oven down to 100 degrees. Then increase the speed of the mixer and add a tablespoon of the warm sugar at a time. Then continue adding a spoonful of the second half until all is incorporated. Continue mixing until the bowl feels cold to touch and then mix in the vanilla extract. Turn the machine off and the meringue should be quite firm and shiny. Remove the whisk and use a tablespoon to fold in the corn flour until combined. Then spoon the mix onto the baking mat and divide into 6 rustic looking nests. Leave a good 2 inches gap between each meringue as they will expand in the oven. You might need an extra tray! I use a fork to carefully flick up the meringues to create swirls, and then place into the middle of the now cooler oven for about 30 minutes. Now check that they are keeping their brilliant white colour and bake for another 25-30 minutes. You can tell that they are done as they should start to peel away from the mat and feel light with no liquid seeping out. Switch off the oven and leave to dry out for a few hours or even better, overnight. These will keep for a few weeks stored in a cool dry place in tupperware.

Make the coffee syrup 30 minutes before you need it so that it has time to cool. Add the ground coffee into a cafetière and mix in the hot water. Leave for at least 5 minutes for the coffee to infuse the water and press down. Pour the coffee into a saucepan and add the sugar. Set to a high heat and use a whisk to dissolve the sugar. Let the mix bubble and reduce for a few minutes before pouring into a bowl. Place into the freezer to cool completely, this will take about 15 minutes. Use the cake mixer again, and add the whipping cream, icing sugar and vanilla extract. Beat for 2 minutes until it starts to thicken to a soft, slightly runny consistency. Then slowly add the chilled coffee syrup, a tablespoon at a time. It’ll be around 15 tbsp/40ml in total and continue beating until you have a nice whipped cream consistency. Store in the fridge until needed for up to 2-3 days.

Anuncio publicitario

When ready to assemble, add a few tablespoons of the whipped coffee cream into each meringue nest, top with a few strawberries, drizzle over with melted chocolate and dust with icing sugar. You could add some chopped pistachios or almond flakes if you fancied more crunch! So is so dreamy!